jueves, 17 de mayo de 2012

Reflexión: "Te pasa a ti, le pasa a Dios"

Aunque no lo crean algunos; lo que a nosotros nos pasa, también le pasa a Dios; Él siente cada uno de nuestros pasos, sean buenos o malos; por eso debemos de tener cuidado con lo que hacemos, quizás estamos perjudicando a Dios, a nuestro Señor. Les pido hermanos que reflexionemos en las acciones que hacemos día a día para ver si son del agrado de Dios y rectificar nuestro corazón. 


Dice la Biblia en (1 Corintios 10:31: "Ya sea que coman o beban o hagan cualquier cosa, háganlo todo para la gloria de Dios"). Ésta cita nos tiene que llamar poderosamente la atención, debido a que nos llama a realizar todas las cosas que hagamos para LA GLORIA DE DIOS; esto es fundamental en nuestras vidas.

Además en (Col 3:23-24: "Y todo lo que hagáis,  hacedlo de corazón,  como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia,  porque a Cristo el Señor servís"). Aquí nos especifica el por qué de hacer las cosas para Dios, es simple, de Él recibiremos la recompensa y no de los hombres.

Recuerden que todo lo que hagamos tiene que ser como para el Señor, para nuestro Dios. Algunos tenemos dones especiales para agradar a Dios, sea haciendo música, predicando, visitando a los enfermos, cualquier cosa que hagamos tiene que ser digna para Dios.

Yo sé que algunas personas a veces no encontramos ese "Don especial", pero tranquilos, Dios nos conoce y Él sabe hasta donde somos capaces de dar. Igual nos pasa a nosotros (Cristo Viste), no tenemos grandes dones, pero hacemos lo que está en nuestras manos para llevarle almas al Señor.

Espero que sea de mucha bendición ésta reflexión. Es original de nosotros. Que Dios los bendiga y que la bendición siga fluyendo. Adm. Ale.

(Ojalá supiera de quién es la ilustración (Imagen de referencia). Expresa completamente como es Dios con nosotros).