miércoles, 17 de abril de 2013

Diseño (Wallpaper - Fondo de pantalla): "Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará Hijos de Dios" Mat 5:9

Dichosos los que trabajan por la PAZ, porque se les llamará HIJOS de DIOS. Mateo 5:9. 

      La paz trae consigo muchas cosas que son esenciales para la vida del cristiano, la Palabra de Dios nos llama "dichosos" los que trabajan por la paz, dichoso es ser feliz al trabajar por la paz. ¿Cómo se trabaja por la paz? Yo diría que haciendo las cosas correctamente y arreglando los problemas que se presentan en nuestras vidas. A veces hay que intervenir de manera directa con esos problemas cotidianos. Al ver una discusión podemos intervenir de forma pacífica y arreglar esa discusión.

        Los que trabajamos por la paz, gastamos nuestra energía en las cosas que valen la pena, esas que te llenan de felicidad. Tenemos que aprender a escuchar, a responder a mirar el alma de las personas y así poder intervenir en su problema. Siempre van a ver problemas, discusiones, peleas con otras personas, todas esas cosas tenemos que arreglarlas de la mejor manera. 

      Hay ocasiones en donde la "primera impresión" con una persona nos hace alejarnos de esa persona y en ciertos casos hablar mal de esa persona sin conocerla bien; al hacer esto no estamos trabajando por la paz. Trabajar por la paz significa que al ver una persona, su primera impresión no significa nada; hay que ver más allá de la primera actitud. Nos perdemos de personas maravillosas por lo que nos dice la gente o simplemente porque vimos en esa persona una actitud que no era adecuada, pero no siempre es así, probablemente los equivocados somos nosotros.

     Trabajar por la paz es estar bien con Dios, estar bien con las personas que nos rodean, es ser siempre la persona que uno dice ser. Lo que pensemos, tiene que estar acorde con lo que decimos y lo que hacemos. Armonía espiritual. 

     En Venezuela después de las elecciones presidenciales se está viviendo un ambiente muy tenso, donde han ocurrido muchas irregularidades en la seguridad de cada ciudadano. Cada bando político dice tener la razón, pero la verdad es que el que sufre es el pueblo venezolano. Hay que orar mucho por Venezuela para que todo se calme y las personas puedan tener de nuevo armonía en su ambiente. Es cierto que Venezuela es el país más violento en Latino-américa, pero se puede sentir algo más en el ambiente en Venezuela. Por eso todas la fuerzas, todo el trabajo tiene que estar dirigido a la paz. Dios este siempre con Venezuela. 

   Por el otro lado está Boston, en Estados Unidos, es de verdad una tragedia que genera violencia, miedo, nerviosismo y desconfianza en toda la población, por eso también tenemos que seguir orando por la intervención de Dios en todos estos problemas y sobre todo para las personas que resultaron heridas y las que ya se fueron con Dios.

    Son dos países diferentes, pero se puede sentir el mismo ambiente en los dos casos. Uno por irregularidades electorales y otro por atentado terrorista, la conclusión es la misma: Violencia. Por eso, en estos tiempos, tenemos que ser trabajadores por la PAZ. Luchemos, trabajemos y oremos! Dios está con nosotros.

     Trabajemos por la paz, porque seremos llamados Hijos de Dios. Recompensa divina.

¡Que Dios los bendiga y que la bendición siga fluyendo!